Connect with us

Comunidad

Cupey en casa.

Viviendo en cuarentena.

La pandemia de enfermedad por el nuevo coronavirus (COVID-19) nos ha obligado a quedarnos en casa, como medida contra la propagación. Con orden ejecutiva, toque de queda, escuelas y comercios cerrados, la mayoría de los habitantes se encuentran en sus hogares. Y aunque muchos trabajan remoto, y los niños y jóvenes estudian online, existe ese espacio de tiempo que puedes aprovechar. Aquí presentamos 10 recomendaciones para que aproveches las ventanas de tiempo que se presentan como una oportunidad

Ejercítate

Mantén tus rutinas de ejercicio diario e identifica nuevas opciones para hacerlo desde el hogar. Puedes tomar clases online, ver videos en YouTube o integrarte a algún grupo de clases virtuales. Si eres más sedentario y no acostumbras a hacer ejercicios, este es el momento perfecto para comenzar con una rutina que puedas integrar a tu diario vivir. Combina actividades cardio con ejercicios de resistencia y realízalos a tu propio paso y nivel. Motiva a tus amistades a moverse y retarse mutuamente.

Consiéntete


Aprovecha estos días para cuidar de tu físico. Sal al patio o balcón y toma sol. Deja que tu piel respire libre de maquillaje, hidrata tu rostro, aplica mascarillas y tratamientos en tu cabello. Hazte una manicura y utiliza vaselina o crema en tus manos para contrarrestar los efectos del lavado de manos (tan importante durante este periodo y siempre) y el uso de hand sanitizer. Dale descanso a tus ojos con compresas frías ¿y por qué no?, intercambien masajes entre los miembros del hogar. 

Comparte


Separa al menos una hora diaria para compartir con todos los miembros del hogar. Pueden utilizar juegos de mesa, ver fotos familiares, compartir de algún video o película favorita, hacer una cena juntos, practicar algún deporte o realizar un proyecto especial. En ocasiones, sentarse juntos a hablar en la mesa, el piso de la sala o el jardín puede convertirse en un momento muy especial para todos. Otra actividad divertida es bailar. Tomen turnos y cada uno elige una música favorita para bailar como grupo o individual tipo dance off.

Organízate


Pon tus cosas en orden. Puedes organizar tu armario separando las cosas que ya no usas o atreverte a arreglar el cuartito de los cachivaches que hay en toda casa. Archiva tus fotos digitales, tus documentos importantes y las recetas que quieres intentar.  Ordena los apps de tu celular, los emails personales y del trabajo, las herramientas del hogar, los utensilios de cocina y la dispensa. Además, organiza tu mente. Toma un tiempo para preparar un diagrama de tus metas o to-do list. Puedes utilizar alguna aplicación digital o hacerlo de forma manual con recortes y dibujos de lo que quieres lograr o cumplir. 

Reconecta


Habla con tus seres queridos. Llámalos y escucha su voz. Si sientes que nunca hay tiempo para llamadas, ahora lo tienes. No es lo mismo un texto o mensaje en las redes, que escuchar un “te quiero”, “te extraño” o “todo estará bien”. Ponte al día con tus amistades. Coordina llamadas vía FaceTime o realiza reuniones en grupo por WhatsApp. Para los pequeños, puedes establecer un horario del día para que tengan playdates con sus amiguitos y así hablen, se vean o jueguen a distancia. Esto les ayuda a mantener sus contactos y expresarse entre ellos y a su manera sobre lo que está ocurriendo en el mundo. 

Limpia


El hogar es tu templo y refugio… literalmente. Mantén los pisos, superficies y perillas limpias y desinfectadas. De día abre las ventanas para que tu casa ventile. El proyecto de limpieza que estaba pasado de fecha, ahora tiene espacio. Incluye a los pequeños en los proyectos de limpieza y asígnale tareas para realizar en el hogar que sean apropiadas para su edad. Lava las ventanas, limpia la nevera, los marcos de las puertas y los estantes. Si tu trabajo requiere el que salgas durante este periodo, echa la ropa directamente en la lavadora al llegar, retira tus zapatos en la entrada y báñate inmediatamente. Así proteges a todos en casa y mantienes un ambiente saludable y seguro.

Relájate


La tensión y estrés afecta nuestro organismo, nos agota y baja las defensas. Utiliza técnicas de relajación para mantenerte en calma y centrado. Realiza actividades que te den sentimiento de placer y bienestar. Descansa, lee, practica yoga, medita, escribe, cuida de las plantas, disfruta de un buen café o toma una copa de vino. Mantente informado, sin el sensacionalismo. Identifica medios con credibilidad que sirvan para orientarte. La información es buena, pero tú mismo eres responsable de filtrarla y de ayudar a compartir soluciones y no caos.

Inventa


Explora tu lado creativo durante estos días. Inicia un proyecto que sirva como herramienta de expresión y descubre nuevos talentos. Puedes intentar el arte en sus diferentes disciplinas. Dibuja, pinta o trata cosas diferentes como mosaico, collage, escultura, hacer figuras de origami, tejer, coser…hay muchas opciones. Pinta o repara algún objeto de tu hogar. También puedes trabajar en equipo como familia o comunidad. Únete a alguna iniciativa que te permita expresarte y te proporcione sentido de pertenencia; como salir al balcón a cantar a cierta hora con tu vecindario y compartir ideas creativas en las redes sociales para beneficio de todos.

Aliméntate


Come bien durante estos días. Es importante que consumas alimentos que ayuden a fortalecer el sistema inmunológico como: cítricos, brócoli, espinaca, pimientos, zanahorias, ajo, sandía, caldos y yogurt. No olvides la dosis de vitamina C y el resto de tus suplementos. Si tienes que salir a comprar comida, intenta los alimentos frescos si están disponibles. También existen opciones de entrega de compra a domicilio y varios restaurantes del área están ofreciendo la alternativa carry-out exclusivamente. Y aunque en emergencias usualmente se adquieren alimentos no perecederos, es importante que mantengas una dieta balanceada y que evites que todo lo que comas sea enlatado. Procura no comer por ansiedad y ponte como meta el mantener tu peso actual.

¡Es un buen momento para planificar tu huerto casero!

Aprende

De nada sirve pasar por una experiencia como esta, si no aprendemos algo de ella. Han sido muchas las enseñanzas que como puertorriqueños y humanos hemos asimilado, pero el mundo sigue girando y pronto tendremos otras circunstancias, con nuevos retos. Identifica qué lección te llevas de esta experiencia.

Que el ambiente y los recursos naturales se recuperen ante nuestra ausencia, dice mucho sobre lo desbalanceada que ha sido nuestra interacción con el planeta. Y que a estas alturas nos tengan que decir que nos lavemos las manos está fuerte, porque es una herramienta de uso diario que debe ser hábito y costumbre. ¿Y qué tal el distanciamiento social? ¡Qué mucha falta hace el contacto humano! Sobretodo en nuestra bella cultura del toqueteo y besuqueo (en el mejor de los sentidos). Observa también cómo reaccionamos (unos antes y otros luego, unos mejor que otros) ante la crisis y emergencia, y qué dice esto sobre cada uno de nosotros. Hay que ser prudentes y menos egoístas. Tenemos que tener planes sabios, reales y viables, además de saber ejecutarlos y adaptarlos cuando urge; ya sea a nivel familia, comunidad, país o global. Todo nos repite que el mundo es uno, que la vida es demasiado preciada y que tenemos que cooperar. ¿Qué más? Continúa tú.

 

Lietchen Sarramia

avatar
Lietchen Sarramía posee un MBA en Mercadeo de la Universidad de Puerto Rico, es ejecutiva de mercadeo certificada y relacionista licenciada. Trabajó para corporaciones multinacionales en Puerto Rico, el Caribe y Latinoamérica desempeñándose en las áreas de investigación, ventas, gerencia de productos y mercadeo estratégico. Actualmente es Co-fundadora y Directora Ejecutiva de Ad-diction, Inc. y Editora de la Revista Cupey.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Hablemos sobre el Internista

Salud

El lago antes y después

Ambiente

Connect